¿Qué tiene un buen jefe?

Factor_Humano_Formacion_Buen_Jefe_Equipo

¿Qué tiene un buen jefe?

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Decía mi antiguo jefe que el trabajo de gestión es muy desagradecido porque sólo se hace notar cuando haces mal las cosas. Esto lo decía en una época en la que todos contábamos con poca experiencia y aterrizábamos en el ámbito de la gestión (casi por accidente). No obstante, esto no fue un freno para aprender herramientas nuevas, que pusimos en marcha, y nos permitieron controlar el presupuesto, cumplir los plazos y concretar el alcance con el cliente.

Llegados a este punto pensé que faltaba algo más para ser más eficientes, y para cubrir esa necesidad que no sabía muy bien cómo identificar, llegué al mundo de la gestión de proyectos del PMI®. Como a todos los que hemos profundizado en esta materia, descubrimos que existen más restricciones en un proyecto. Aprendemos a distinguir las herramientas de los procesos que se llevarán a cabo para la gestión de las comunicaciones, las adquisiciones, los riesgos, los interesados… y sobre todo los recursos humanos.

Bien, seguir aprendiendo otras herramientas o técnicas más sofisticadas parece que no nos acerca a una gestión más eficiente. Y la razón fundamental, es que realizamos un trabajo a través del equipo del proyecto y de otros interesados; es decir, a través de otras personas. En este momento, es cuando descubrimos la importancia de aquéllas habilidades interpersonales que todo director de proyecto debe fomentar. La Guía del PMBOK® describe las más importantes:

  • Liderazgo.
  • Trabajo en equipo.
  • Motivación.
  • Comunicación.
  • Influencia.
  • Toma de decisiones.
  • Conocimientos de política y cultura.
  • Negociación.
  • Generar confianza.
  • Gestión de conflictos.
  • Proporcionar orientación.

Un buen jefe va a tener muchas cosas en común con un buen director de proyectos, ambos sabrán hacer una gestión ‘transparente’, en la que nadie note su presencia porque todo va bien. Marcando unas directrices tan claras que el equipo las tomará como propias. En definitiva, además de sus conocimientos y desempeño en materia de gestión, contará con una serie de habilidades que formarán parte de su personalidad: capacidad de comunicación, influencia, resolución de conflictos, liderazgo, inteligencia emocional…

Sin comentarios

Publicar una respuesta