Internet de las Cosas

Factor_Humano_Formacion_Internet_Cosas

Internet de las Cosas

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

¿Cuales son las tecnologías clave en el Internet de las Cosas? ¿Que novedades veremos en esta nueva forma de aplicar la tecnología a nuestras vidas?

Conectando el máximo de objetos que nos rodean (tanto entre ellos como con nosotros mismos), el Internet de las Cosas nos brindará en un futuro no muy lejano novedades de lo más interesantes. Algunas de ellas, tratamos de desgranarlas a continuación.

Con intención de ofrecernos un entorno útil a la vez que aprovechable, los electrodomésticos de nuestro hogar (interruptores de la luz, aparatos de aire acondicionados, lavadoras, televisores, reproductores musicales, etc) permanecerán 24 horas conectados a la red de redes para formar parte activa de las Smart Cities. En estas "ciudades avanzadas" el Internet de las Cosas aprovechará para medir y regular parámetros externos sin necesidad de interacción del ser humano como la temperatura, la humedad o la energía necesaria empleada, por poner tres ejemplos concretos. Gracias a la tecnología propuesta, los datos vertidos de los objetos conectados viajarán a un centro de procesamiento en donde se tomarán decisiones óptimas en tiempo real.

Redes de sensores instalados en semáforos, alcantarillas y zonas alumbrado ejercerán interesantes mejoras; por ejemplo: se pretende cuantificar el número de peatones que cruzan por un paso de cebra concreto para optimizar de manera automática el tráfico en esa zona.

Para ello, se encuentra en desarrollo una nueva hornada de procesadores de mucho menor tamaño y consumo que los actuales que puedan ser usados de manera eficaz a la hora de implementar esta tecnología en nuestras ciudades.

Camisetas con cámaras, zapatillas con GPS, pulseras cuantificadoras, sensores de ultrasonidos y, prácticamente, la totalidad de objetos que nos rodeen, capturarán datos que serán transmitidos mediante tecnología 5G para luego ser usados en nuestro propio beneficio en una nueva revolución tecnológica que ya llama a nuestra puerta.

Sin comentarios

Publicar una respuesta