Gestión de proyectos: El papel lo soporta todo

Factor_Humano_Formacion_Gestion_Proyectos_Papel

Gestión de proyectos: El papel lo soporta todo

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

“Hay dos verdades en la vida: todos nos vamos a morir y ningún proyecto finalizará como decía el plan original”; es un guiño que nos hace Pablo Lledó, a través de su libro Director de Proyectos, para transmitirnos la necesidad de la flexibilidad a la hora de administrar los cambios que surgirán en el proyecto.

El proyecto deberá alcanzar unos objetivos que se perfilan durante la planificación y bajo unas determinadas restricciones:

Durante la fase de planificación trabajaremos para obtener un plan que nos permita dirigir el proyecto, que recogerá las estimaciones de los recursos necesarios, el presupuesto, el cronograma, el plan para incorporar y liberar el personal que participe en el proyecto, identificar los riesgos, los planes de contingencia,…, en definitiva, se contemplan muchos parámetros que además guardarán relación entre sí.

Los 47 procesos que nos propone la Guía PMBOK®, se plantean para la gestión de grandes proyectos: presupuestos de 80millones de euros, duración de 5 años… y para manejar estas dimensiones es preciso recurrir a herramientas complejas que contemplarán múltiples variables, así como la interdependencia entre ellas.

También tendremos en cuenta las restricciones que afectan a un proyecto: alcance, tiempo, coste, riesgos, recursos y calidad; lo que provocará que como directores del proyecto nos enfrentaremos al conflicto de manejar los intereses contrapuestos de estas seis variables.

En conclusión, esto nos hace ver que existe una interrelación entre los distintos componentes del proyecto. Lo que otorga al director de proyectos un papel clave, cuando ante cualquier cambio debe evaluar el impacto en el conjunto del proyecto.

El papel lo soporta todo. Será imposible prever con plena exactitud, y de manera independiente, cada uno de los parámetros que intervienen en el plan de gestión del proyecto. Asumir la complejidad del proyecto y de las herramientas que utilizaremos, nos ayudará a definir un plan más realista y flexible frente a los cambios.

Sin comentarios

Publicar una respuesta