¿Está el sector hostelero preparado para atender al cliente alérgico?

¿Está el sector hostelero preparado para atender al cliente alérgico?

Entre la diversidad de clientes de los establecimientos de restauración se encuentra el segmento formado por las personas alérgicas o intolerantes a algún alimento o ingrediente.

Las alergias e intolerancias alimentarias son reacciones adversas a los alimentos, que se atribuyen a la ingesta, el contacto o la inhalación de un alimento, o alguno de sus componentes. Se pueden traducir en sintomatologías diversas desde reacciones leves, como picor o erupciones en la piel, hasta síntomas más graves, como asma, diarrea, cólicos, pudiendo llegar a provocar un choque anafiláctico en los casos más

Para las personas afectadas, el único modo de evitar estas reacciones es no consumir los alimentos que las causan, ya que pequeñas cantidades pueden llegar a desencadenar la reacción alérgica.

En los últimos años los casos de alergias alimentarias han aumentado de forma considerable y según datos de la UE, el 70 % de los casos de reacción alérgica por ingesta de alimentos se producen fuera del ámbito doméstico.

El sector hostelero debe estar bien preparado para satisfacer las necesidades y expectativas de la versatilidad de sus clientes. El cliente alérgico, por regla general, encuentra numerosas dificultades a la hora de comer fuera de casa; y en muchas ocasiones llegan a sentirse incomprendidos o desatendidos. Estas personas necesitan ser entendidas y atendidas correctamente, necesitan tener disponible información fiable respecto a la composición de los productos ofertados y además que el servicio vaya acompañado de unas correctas prácticas de manipulación durante la elaboración.

Es por eso que el sector de bares, cafeterías y restaurantes se enfrenta al gran reto de informar a sus clientes de las sustancias alergénicas que contengan sus platos, raciones y aperitivos con el fin de que se puedan consumir sin riesgo. Además este aspecto será de obligado cumplimiento con la inminente entrada en vigor del Reglamento UE 1169/2011 sobre información alimentaria al consumidor, que pretende de esta manera conseguir que los alérgicos o intolerantes alimentarios no lleguen a sentirse excluidos socialmente por las limitaciones actuales. La pregunta final es ¿Conocen los empresarios responsables de bares, cafeterías y restaurantes la existencia de esta normativa?.

Sin comentarios

Publicar una respuesta