Efecto 2038

Factor_Humano_Formacion_Efecto_2038

Efecto 2038

No es la nueva película de Steven Spielberg. No es una nueva maquinilla para depilar. Ni tampoco es el medicamento "curalotodo" revolucionario del siglo. ¿Te suena aquello del "efecto 2000"?

También conocido como efecto Y2K38, los expertos auguran que el 19 de enero de 2038 el software de todo planeta fallará irremediablemente al confundir dicho día con el 13 de diciembre de 1901. ¿Y a qué se debe semejante "viaje en el tiempo"?

El calendario de los sistemas operativos actuales comenzó el 1 de enero de 1970 y, desde ese momento hasta la fatídica fecha mencionada habrán transcurrido justo 2.147.483.647 segundos. Una vez pasen las 3:14 de la madrugada del 19 de enero de 2038, los sistemas informáticos colapsarán debido a su funcionamiento binario al contar con un número 1 seguido de 31 ceros por lo que, los ordenadores, confundirán ambas fechas. Es decir, el sistema binario consiste en un contador de segundos con 4.294.967.295 combinaciones posibles y que, para que nosotros lo comprendamos, hacen una conversión en año-mes-día-hora-minuto-segundo; el segundo máximo representable de este sistema llegará a las 3 horas, 14 minutos, 7 segundos del 19 de enero de 2038 cuando el contador marque 2 147 483 647, momento en el que empezará a contar en negativo partiendo de -2 147 483 647 y dando más de un quebradero de cabeza a todo aquél aparato electrónico con reloj incorporado.

Si te apetece comprobarlo tan sólo tienes que entrar en la configuración horario de tu smartphone. Si eres usuario de Android, verás que la última fecha que te deja elegir es 31/12/2037 y, si por el contrario usas iOS 7, no podrás avanzar más del 1/01/2038. Se da por sentado, entonces, que a partir de esa fecha tu teléfono inteligente entrará en colapso y ya no lo será tanto (ejem).

¿Entonces, existe un problema real?

Como ya hemos mencionado, los dispositivos que usamos en la actualidad como un GPS o los sistemas de vuelo de los aviones corren sobre sistemas de 32 bits y, teniendo en cuenta que necesitan un reloj interno del que dependen procesos concretos con fechas y horas exactas, el "Efecto 2038" puede inhabilitarlos de manera parcial e incluso total.

La solución planteada consiste en migrar los sistemas operativos de 32 bits a 64 bits con lo que aumentaría el cálculo de segundos en 20 veces la edad que se le calcula al universo.

El problema que acarrea esta posible solución es que al actualizar, los equipos basados en 32 bits a 64 bits, puede provocar efectos adversos en cualquier aplicación que almacene o maneje fechas basadas en la definición que venimos usando hasta ahora.

Habrá que esperar hasta el segundo 7 de las 3:14 horas de la madrugada del 19 de enero de 2038 para comprobar si se llegó a una solución o, como con el "Efecto 2000", al final nos quedamos como estamos 😉

Sin comentarios

Publicar una respuesta