Deep Web: Cara oculta de internet

Factor_Humano_Formacion_Deep_Web

Deep Web: Cara oculta de internet

Cuenta una leyenda urbana que sólo tenemos acceso al 5% de internet. Si eres un usuario con conocimientos de informática y/o programación o, simplemente, te apasiona todo lo relacionado con la red de redes, seguro que conoces la Deep Web. En caso contrario, ¡quedas invitado a sentarte comodamente y leer!

Esta "Red Profunda" podría definirse como el "internet en bruto", sin una gran empresa que monopolice (e incluso en cierto modo controle) aquello a lo que queremos acceder. Es decir, en la Deep Web tenemos un contenido miles de veces más amplio y variado que en la Surface Web, aquella que utilizamos en nuestro día a día, ya sea para bien... o para mal.

No bromeamos. En lo referente a la parte mala, lo más suave que puedes encontrar son objetos robados a un precio muy bajo (aparatos tecnológicos, sobre todo) o la posibilidad de contratar a un hacker por poner sólo dos ejemplos, digamos, "lights". Se anuncian matones con tarifas según el "trabajo" a realizar, venden drogas de cualquier clase, documentos clasificados de WikiLeaks y hasta blanquear tus BitCoins. Más de 90.000 Terabytes de información de todo tipo y que, a pesar de lo explicado en estas primeras líneas, en su mayor parte es contenido legal; de hecho, la parte maliciosa de la Deep Web recibe el nombre de DarkNet para diferenciarla claramente del resto.

La realidad es que, aunque parezca que todo en ella es ilegal, hay empresas formales, organizaciones como la NASA y gobiernos que la utilizan por el simple hecho de que no están interesadas en que su información, contenido o página web aparezca indexada a los buscadores tradicionales (Google, Yahoo, etc), que es en definitiva lo que nos ofrece la Deep Web.

¿Entonces, cómo podemos acceder a ella?

Existe un software específico con el que navegar en los subdominios de esta parte de internet. Los más conocidos son Freenet, I2P y Tor, siendo este último el más utilizado y con mayor cantidad de servicios. Es más, sus desarrolladores ofrecen al usuario TorBrowser, un navegador basado en Firefox que no requiere configurar nada y que trae desactivados los complementos Flash, QuickTime y ActiveX para evitar que algunas webs puedan acceder a información personal de tu ordenador. Gracias a ellos, podremos entrar de manera anónima en internet ya que ocultan con efectividad nuestra dirección IP; eso sí, ya se ha demostrado en ocasiones que eso no quiere decir que la Deep Web sea intocable. De hecho, el FBI ha detenido a cibercriminales tras investigarlos en esta "cara oculta" de internet.

Por supesto, también encontramos información de lo más interesante como artículos de temas variados que darían para formar enciclopedias enteras, recopilaciones de datos históricos, hemerotecas e infinidad de webs más que forman parte de la Clearnet y que resultan seguras a la vez que provechosas.

Sin comentarios

Publicar una respuesta