Cultura Empresarial

Maria-Montessori

Cultura Empresarial

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

La cultura empresarial es un concepto que se estudia en los MBA y cursos de Gestión de Proyectos porque es una influencia importante que ayudará a la organización a ejecutar con éxito, o no, sus proyectos.
Me gustaría que partiéramos de la definición de Cultura Organizacional y que reflexionáramos sobre ella; ya veremos dónde terminamos…

«La cultura organizacional se ha definido como "una suma determinada de valores y normas que son compartidos por personas y grupos de una organización y que controlan la manera en que interaccionan unos con otros y ellos con el entorno de la organización. […]”». (http://es.wikipedia.org/wiki/Cultura_organizacional)

En la práctica, las personas podemos compartir en mayor o menor medida estos valores organizacionales y si no ocurre así, nos encontramos ante un problema independientemente de si lo observamos desde la perspectiva del Director de Proyecto, o bien, si somos ese trabajador que no termina de encajar con la forma de hacer de su empresa.

Se me ocurre una pregunta que podría ayudarnos a entender este problema ¿dónde hemos adquirido nuestros valores individuales? Los expertos en la materia coinciden en que esos valores individuales que conforman nuestro carácter se adquieren durante la infancia, en el hogar y a través de la sociedad.
María Montessori nos dejó la siguiente reflexión. Ella fue una de esas grandes personalidades de principios del siglo XX: educadora, científica, médica, psiquiatra, filósofa, psicóloga, feminista y humanista italiana.

«El niño, con su enorme potencial físico e intelectual, es un milagro frente a nosotros. Este hecho debe ser transmitido a todos los padres, educadores y personas interesadas en niños, porque la educación desde el comienzo de la vida podría cambiar verdaderamente el presente y futuro de la sociedad. Tenemos que tener claro, eso sí, que el desarrollo del potencial humano no está determinado por nosotros. Solo podemos servir al desarrollo del niño, pues este se realiza en un espacio en el que hay leyes que rigen el funcionamiento de cada ser humano y cada desarrollo tiene que estar en armonía con todo el mundo que nos rodea y con todo el universo».

Si miramos atrás, pensemos en cómo ha influido el entorno en nuestro carácter y qué valores deberíamos revisar o reforzar para formar parte de esa Cultura Empresarial definida por valores como la responsabilidad, la disciplina, el compañerismo…

Sin comentarios

Publicar una respuesta