3 consejos al incorporar un nuevo empleado

Factor_Humano_Formacion_Consejos_Jefe_Equipo

3 consejos al incorporar un nuevo empleado

Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Facebook

Los procesos de adaptación al llegar a un nuevo empleo suelen no ser sencillos. Como Jefe de Equipo, además de estar perfectamente formado, debes saber cómo ayudar a ese nuevo trabajador que comienza hoy a ser parte del grupo, incluirlo en la rutina y obtener, así, el mayor rendimiento desde el principio.

Con el post de hoy pretendemos echarte una mano ofreciéndote estos tres consejos con los que dar la bienvenida a un nuevo trabajador y hacerle sentir en casa desde el primer momento.

 

I.- Sé flexible.

 

Mientras exista ese período de aclimatación, en los primeros días deberemos hacer uso de nuestra paciencia e indulgencia. No es apropiado ser severos a la hora de evaluar cada acción del nuevo empleado, siendo conveniente apreciar su experiencia y hacerle ver la valía que tiene para nuestra empresa. Con este movimiento, lograremos un clima de tranquilidad y potenciaremos su seguridad que luego aportará a nuestro proyecto.

 

Hay que tener en cuenta que, cuando somos nuevos en un puesto de trabajo, mostramos mucha ilusión y deseamos sacar el trabajo adelante pero también hay muchísima información que asimilar en poco tiempo por lo que, para que los primeros momentos de actividad sean placenteros, sería interesante que tuviéramos preparadas ya ciertas tareas que asignarle al nuevo fichaje para orientarle y que no se sienta perdido.

 

II.- Haz que se integre en el grupo de trabajo.

 

Si bien es cierto que tú, como Jefe de Equipo, serás el primer contacto laboral del nuevo empleado, tan necesario como tu bienvenida es que se sienta acogido por los compañeros. Una vez hayas decidido la incorporación del candidato, habla al resto del grupo sobre él y facilítales información básica como su nombre algunos días antes; con esto lograremos que, mentalmente, sus futuros compañeros estén prevenidos y hagan más acogedores los primeros momentos en la oficina. Dejadle claro lo contentos que estais todos de su incorporación.

 

Si prevees que, el día de la llegada de la nueva persona, existirá una carga de trabajo importante que no puede ser interrumpida, plantea el ser presentado de manera anticipada algunas jornadas de antelación a media mañana; a esas horas, el resto del personal ya habrá resuelto las tareas más urgentes e inmediatas y, así, no causaremos ningún trastorno excesivo en las agendas de nadie.

 

En caso de que existan empleados externos, no tengas ninguna duda en programar una videollamada con ellos. Haz que el nuevo trabajador ponga cara a todos y cada uno de sus compañeros.

 

III.- Facilítale todo el material necesario.

 

Por supuesto, cuando el nuevo empleado llegue a la oficina lo primero que tenemos que hacer es acompañarle a su puesto de trabajo. Es importante que cuente con las herramientas necesarias para desempeñar sus labores desde el primer momento ya que, esto, transmitirá seriedad y profesionalidad de la empresa.

 

Ordenador completamente configurado, direcciones de correo electrónico que vaya a utilizar, manual de uso, calendario de entrega de proyectos, etc.

 

Si va a formar parte de un departamento concreto es importante que pase tiempo con sus supervisores y, en caso de ser él quien tenga personas a su cargo, permite que el equipo completo dedique un rato a conocerse y compartir ideas. Aún así, muéstrate abierto a responder las dudas que pueda plantearte.

 

Con todo lo expuesto, la asimilación de rutinas no tendría que prolongarse demasiado en el tiempo.

 

 

Recuerda que, además, puedes ampliar tu formación con nuestro Curso de Desarrollo de Habilidades de Liderazgo y también el Curso de Gestión de Equipos.

Sin comentarios

Publicar una respuesta